-29 Junio 2018-

Infajus y Fundación Padre Semería asegurando la protección de los derechos de nuestros niños, niñas y adolescentes ante Tribunales

Una de las inquietudes transversales que ratificó la mesa de trabajo del Acuerdo Nacional de la Infancia (ANI), es la desprotección jurídica en la que se encontraban los niños y niñas que ingresaban a la red de protección del SENAME. Esto básicamente se debe a que en la actualidad existe una escasa participación de defensa jurídica especializada, que proteja los intereses y derechos de los niños y niñas ante los Tribunales de Justicia.

En esta línea, nuestra fundación ha suscrito un convenio piloto con  la Corporación Infajus, cuyo objeto es “la promoción del desarrollo y protección de los derechos humanos de niños, niñas y adolescentes y sus familias” que en un principio tomará la representación ante tribunales de 10 menores de nuestras residencias. Respecto a esta desprotección y falta de defensa, el Director Ejecutivo de la corporación, Francisco Estrada V. indica que lo que el sistema entrega en este momento a los niños/as es “la ilusión de la representación, casos en que los curadores  no se entrevistan con los niños, o que lo hacen 1 vez al año, que no sostienen reuniones con los equipos técnicos de las residencias, que no aportan prueba y menos impugnan las decisiones judiciales” 

Francisco comenta que desde que era estudiante de derecho, que inició su carrera cercano a la defensa de derechos de los niños/as, ya que afirma que, mediante el ejercicio de su profesión puede generar oportunidades a quienes han carecido de ellas. Además, está muy contento de participar en este convenio junto a la fundación: “Había escuchado del buen, pero otra cosa es verlo. Hay casos muy complejos y veo a personal directivo, profesional y técnico muy comprometido”.

Como fundación estamos muy agradecidos por la colaboración de Infajus en la defensa de los derechos de nuestros niños, niñas y adolescentes. Estamos convencidos que iniciativas como las de la Corporación, apuntan directamente a fortalecer los derechos y proteger los intereses superiores de los niños/as.


VOLVER ATRÁS